• Tener visión y experiencia de trabajo con niños.
  • Estar ubicado en zona de pobreza o pobreza extrema.
  • Contar con membresía suficiente para atender más de 200 niños semanalmente.
  • Contar con una propiedad a nombre de la iglesia que permita desarrollar actividades semanalmente para 200 niños o más.
  • Pertenecer a una denominación o una asociación de iglesias evangélicas formalmente reconocida.
  • La comunidad donde se ubica la iglesia debe contar con acceso vial y aéreo cercano.
  • La comunidad donde se ubica la iglesia debe tener al menos 800 familias y, estar cerca a ciudades grandes.

 

riglesia